El G20 y la crisis del capitalismo global

El G20 está conformado por las principales economías industrializadas y emergentes del mundo que representan 80 por ciento de la riqueza mundial. Su objetivo es resolver los conflictos globales, pero la realidad es que el G20 es parte del problema.

El “Grupo de los 20” (G20) se concibió después de la crisis asiática en 1999 como herramienta de gestión de crisis financieras. Después de la crisis financiera global en 2008 se profundizó su influencia política y económica. Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea conforman el G20, es decir, las principales economías industrializadas y emergentes del mundo. En 2016 Alemania asumió la presidencia y este año acogió la Cumbre G20 el 7 el 8 de julio de 2017.

En la ciudad de Hamburgo, donde se realiza la Cumbre G20, miles de manifestantes de todo Alemania han protestado poniendo en evidencia el creciente repudio y crítica por parte de organizaciones, movimientos sociales y ciudadanos organizados en contra de esta reunión. “Bienvenidos al infierno” es el nombre de la manifestación anticapitalista que se ha realizado a unos dos kilómetros de la cumbre. La Policía alemana ha utilizado cañones de agua y gas pimienta para dispersar a la multitud durante las protestas. Los organizadores de las manifestaciones habían afirmado que el elevado número de agentes de seguridad podía provocar desórdenes. Los manifestantes critican diferentes aspectos: la militarización de la ciudad, el derecho a la ciudad, la política migratoria y el sistema capitalista como paradigma y su globalización.

Entre los puntos de la agenda del G20 es la discusión de los conflictos globales como la guerra en Siria o la situación de los refugiados, la realidad es que las deliberaciones no han aportado a la solución de los graves problemas que enfrenta el planeta. El G20 representa el sistema capitalista y la continuación del colonialismo considerando que un grupo dominante de países desarrollados toma decisiones por el resto del mundo.

Al final se evidencia que el G20 es parte del mismo problema que está tratando de resolver, porque los conflictos globales son causados por el mismo sistema capitalista. La lucha contra el capitalismo y sus consecuencias fatales como la desigualdad y las guerras significa luchar contra el G20.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *